Abel Barresi, Pichi.
hace 5 meses.

Hoy cumpliría 76 años uno de los docentes más destacados de Esteban Echeverría. Falleció el 24 de marzo de 2016, pero su legado está intacto en la comunidad educativa "del Senderos" (y en los corazones de todos los que lo conocieron)


"Si yo hubiese tenido internet de chico..." lo escuché lamentarse una tarde cualquiera, en una mesa de café. Ni siquiera me acuerdo a que venía ese comentario, pero a mí me quedó grabado. 

Podía sonar a queja. No lo era. Era la expresión más cabal del espíritu de este hombre: curioso innato, siempre ávido de conocimiento, que intentaba despertar en los demás el mismo interés en encontrar razones lógicas para todo, o casi todo. 

La historia formal lo recordará como el fundador y director del Instituto Senderos Azules y como el Vice rector del Colegio Nacional Gobernador Mariano Saavedra. Varias generaciones lo recordarán como su profesor de física del colegio secundario y muchos otros como el profesor particular que los ayudo a preparar su ingreso a la facultad (si chicos, en una época había examen de ingreso a la facultad )

La memoria popular lo recordará como el hincha fanático de Racing, y un amante del basquet y del ajedrez. Los más memoriosos se acordarán también de aquel video club de la calle Rojas, o de la primera cancha de fútbol 5 que supo tener en los 90.

Toda la comunidad va a recordarlo como un hombre que dedicó su vida a educar para formar personas de bien. Como un docente de alma, de esos que tienen la extraña capacidad de inculcar tanto amor como respeto.

Pichi fue todo eso, y seguramente mucho más. Yo me quedo con aquel hombre de risa fácil, amiguero y hablador hasta el cansancio, que no podía caminar una cuadra de su ciudad sin detenerse a saludar a alguien. Aquel que le jugaba al 13 en cada uno de mis cumpleaños, o que intentaba explicarle la teoría de la relatividad a mi hijo que entonces tenía 10 años. Prefiero recordarlo como el esposo de Olga, el papá de Abel y Pablo y el orgullosísimo abuelo de Baltazar (y ahora de Conrado y Beltrán). Como el mejor amigo de mis padres y como ese tipo entrañable al que mis hermanas y yo, vamos a extrañar toda la vida.



¡Comparte la noticia con tus amigos!



Suscribite

¡Dejanos tu correo para recibir las últimas novedades de goCanning!