Hambre de libros, para no dejar a nadie atrás
hace 12 meses.

En el día internacional de las personas con discapacidad, rescatamos la idea de un joven ciego para que los libros de texto sean accesible a personas con distintas capacidades. Hoy, UNICEF está desarrollando ese sistema.


En 1992, la Asamblea de las Naciones Unidas estableció el 3 de diciembre como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, con el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad y la vida política, social, económica y cultural.

Este año, el tema de este día es la participación y el liderazgo de las personas con discapacidad, en vistas a la agenda de desarrollo 2030, que se compromete a “no dejar a nadie atrás”. Demás esta decir que la discapacidad es una cuestión que atraviesa transversalmente los 17 objetivos de desarrollo sustentable (ODS) que las Naciones Unidas se fijaron para el año 2030. 

 

HAMBRE DE LIBROS

Kartiv Sawhney es uhn joven indio, ciego de nacimiento, que comenzó a notar las trabas que él y muchas otras personas con su misma condición tenían para acceder a más formas de ampliar sus conocimientos. A falta de libros escritos en Braille, Sawhney comenzó a utilizar la computadora como soporte, pero descubrió que el ordenador solo podía traducir a lenguaje verbal textos, no gráficos, con lo cual trambién se reducía el contenido al que podía acceder.

 “En undécimo grado, por ejemplo, no entendía las curvas ni los gráficos de mi clase de cálculo. A pesar de varios intentos por visualizarlos basándome en sus descripciones verbales, no lograba formarme una idea de ellos” 

Así, comenzó a estudiar una manera de convertir los gráficos a sonidos:  “Ya iba a darme por vencido cuando tuve una idea que combinaba mi pasión por la música con la tecnología. Así nació Audio Graph Describer, un programa informático –o software– que convierte los gráficos en representaciones tonales. Visualizar los gráficos mediante variaciones en las frecuencias no solo me permitió entender lo que antes me causaban angustia; también reavivó mi interés por las matemáticas y las ciencias”  Hoy, Sawhney es ingeniero en software graduado en la Universidad de Sanford y en 2016 recibió la Queen´s Young Leaders Awars por parte de la Reina Isabel II.

Sawhney acuñó el concepto de “hambre de libros”, como una necesidad de que más personas ávidad de conocimiento puedan tener acceso a textos que por lo general son escritos de manera tradicional. 

El guante fue levantado por UNICEF, que esta desarrollando un nuevo mecanismo para superar las barreras que enfrentan los niños con discapacidades para acceder a materiales claves a la hora de su aprendizaje. 

Esta decisión se basa en el diseño universal de libros de texto utilizando formatos digitales. El objetivo es transformar la forma en que los libros de texto son publicados y utilizados por todos los alumnos y los maestros, basicamente destinados a tres grupos: 

-       Lenguaje simplificado para los alumnos con discapacidad intelectual

-       Audios para los estudiantes con impedimentos visuales.

-       Lenguaje de señas para escuchar a los alumnos con discapacidad auditiva

 

Para más información, este es el apartado dentro de la página web de UNICEF que da cuenta de esta iniciativa: https://blogs.unicef.org/es/blog/la-tecnologia-esta-transformando-las-vidas-de-los-ninos-con-discapacidades/

 

¡Comparte la noticia con tus amigos!



Comunicate con nosotros