Todos libres
hace 9 meses.

A 23 años del asesinato de José Luis Cabezas, no queda nadie detenido.


Eran los últimos años de la época menemista. Duhalde era gobernador de Buenos Aires  Cavallo había denunciado a Yabrán (cuya imagen era casi desconocida para el público en general) de ser el jefe de una mafia enquistada en el poder. 

El todopoderoso empresario postal había declarado que sacarle una foto era como “pegarle un tiro en la frente”. En el verano del 96, Jose Luis Cabezas logró tomarle una foto paseando con su esposa por las playas de Pinamar. La foto fue viral en épocas en que no había redes: en todos los medios se replicó la imagen que fue tapa de Noticias.

El verano siguiente, Yabrán le dijo a su jefe de Seguridad, Gregorio Ríos , que quería pasar un verano tranquilo. La última vez que se vio a José Luis Cabezas con vida fue en la fiesta de Andreani, la noche del 24 de Enero.

 Su cuerpo fue hallado calcinado en una cava de la localidad de General Madariaga, dentro de un auto incendiado, con dos tiros en la cabeza y las manos esposadas.

Por el hecho fueron condenados el expolicía Gustavo Prellezo, quien lideró a una banda de delincuentes conocida como «Los Horneros», junto a quienes secuestró, torturó y asesinó al periodista; Mario Retana; Sergio Camaratta; Aníbal Luna; José Luis Auge; Sergio González, Horacio Braga; el comisario Mario «La Liebre» Gómez y Gregorio Ríos, jefe de custodia de Yabrán. 

Yabrán fue imputado como el autor intelectual pero se suicidó en una estancia de su propiedad, cercado por la policia. 

Todos los condenados recibieron penas perpetuas. Sin embargo hoy, a 23 años del hecho,(con excepción de Retana y Camaratta que murieron en prisión) están todos libres. 

Prellezo se recibió de abogado y uno de los pedidos de Gladys Cabezas, la hermana de José Luis es que no pueda ejercer.

¡Comparte la noticia con tus amigos!



Comunicate con nosotros