La primera medalla del año para Andrés Biga
hace 9 meses.

Después algunos inconvenientes que lo tuvieron fuera de las pistas hasta principios de año, el deportista de Monte Grande participó de la Vuelta inclusiva de San Juan y se trajo la medalla de oro.


Llegó a la competencia después de haber sufrido una operación de vesícula que lo tuvo un par de meses fuera de las pistas. Pocos días antes, falleció su mamá de cáncer. Sin embargo, Andrés Biga dio otra vez, una muestra de superación personal y se trajo el primer puesto en Handibike H3.




La Vuelta de San Juan es la carrera de ciclismo más importante del país, que desde el 2018 integra una de las categorías más altas de la UCI (Unión de Ciclismo Internacional). 

Además, es la única competencia de Latinoamérica que tienen adaptaciones para incluir deportistas con capacidades diferentes en Tandem, Handibike y Triciclo. Se corrió del 26 de Enero al 2 de Febrero y tuvo el doble de competidores que el año anterior. 

 

En la categoría Handibike, Juan Biga volvió a traerse el mayor galardón, después de haber sido medalla de bronce en los paralímpicos de Lima.  Ahora, el objetivo son los juegos de Tokio 2020. 

Esta vez, si todo sale bien, lo hará con una nueva bicicleta de altas prestaciones que logró terminar de adquirir gracias a un subsidio de la Municipalidad local. 

El resto, es una cuestión de esfuerzo personal: el deportista de Monte Grande entrena seis veces por semana, de tres a cuatro horas por día. Y como todo deporte amateur, los viáticos, insumos y demás exigencias para las competencias de alto rendimiento los solventa con sus ingresos como controlador aéreo en el Aeropuerto de Ezeiza. 


 

 

 

¡Comparte la noticia con tus amigos!



Comunicate con nosotros