La mujer detrás de la foto
hace 2 meses.

La foto que se hizo viral desde que los talibanes tomaron Kabul, no es de Afganistán.
Es de 2010 y pertenece a una fotógrafa yemení, activista de los derechos de género.


Boushra Almutawakel es la primera mujer que logró ser fotógrafa profesional de su país. En 2019 fue reconocida como una de las "100 mujeres" del mundo por la BBC, y es la autora de la célebre foto que este fin de semana se viralizó como símbolo del peligro que corren las mujeres ante la caída de Afganistán en manos del Talibán.  

 

Aunque expresa gráficamente la desaparición de la mujer bajo la tela de un pañuelo, un hiyab y finalmente una burka, esas fotos forman parte de una serie llamada “The Hiyab Serie” y las protagonistas fueron la misma Boushra, su hija y una muñeca. 

 

 “Yemen era un país muy conservador en 2010. Estaba muy preocupada al ver las interpretaciones extremistas del Islam”, dijo hace cinco años cuando se expusieron estas fotos en el festival de fotografía Getxophoto, en España. “Las mujeres estaban cada vez mas cubiertas. Taparlas no las protege mas, en lugar de cubrir a las mujeres, deberían centrase en los hombres, educarlos en como tratarlas y respetarlas, lo que creo que es más acorde al Islam” 

Es una mujer cosmopolita, que actualmente vive en Suiza con su esposo y sus cuatro hijas,  pero reconoce que usa pañuelo para cubrir su cabeza cuando esta en Yemen “Tengo sentimientos encontrados al respecto. Me siento cómoda con él porque todo el mundo lo usa. Aunque creo que cada mujer tiene derecho a elegir como desea presentarse al mundo, ya sea con hiyab, niqab o ninguno de ellos. Quiero ser cuidadosa para no alimentar las imágenes negativas, estereotipadas y generalizadas sobre el velo en los medios occidentales, y especialmente la idea de que todas o la mayoría de las mujeres que usan el hiyab son débiles, ignorantes, atrasadas y están oprimidas".



 

Boushra considera que hay mucho para luchar sobre los derechos de las mujeres, también en occidente sostiene una mirada crítica sobre el otro extremo, la sexualización del cuerpo de las mujeres como parte de la maquinaria mediática. “La fotografía sirve para representar la locura del mundo por culpa de las guerras, los sectarismos, extremismos y la intolerancia. Cuando hice las fotos, mi hija tenía 7 años. Con respecto al status y derechos de las mujeres, creo todo ha empeorado”

 

 Les recomendamos ver su  trabajo aca: BOUSHRAART, (además de la serie Hiyab, tiene una serie sobre Fulla, las versión islámica de las muñecas tipo Barbie)



¡Comparte la noticia con tus amigos!



Comunicate con nosotros