En cuarentena, crece la demanda de piscinas
hace 3 meses.

Ante el pronóstico de tener que pasar el verano #encasa, construir una piscina puede ser una excelente opción. Sobre todo porque los valores de construcción actuales son muy accesibles.


Se esta acercando la temporada de verano 2021 y la incertidumbre del COVID 19 nos hace casi imposible planear cualquier viaje de vacaciones. 

Ante el pronóstico de tener que pasar todo el verano #encasa, muchos están mirando con buenos ojos la construcción de una piscina que les permita disfrutar de la temporada estival sin moverse de su hogar. 


La decisión , además, esta empujada por una razón extra: debido al aumento del valor del dólar y el atraso cambiario del valor de la construcción, nunca fue tan accesible construir una pileta. 


 


 

“Históricamente, una pileta tradicional de hormigón de 8 x 4, con su equipamiento y un solado perimetral de baldosones atérmicos, costaba entre 10 y 12 mil dólares”, explica Rubén Arrúa Benitez, titular de Steven Piscinas. La empresa, que tiene más de 30 años de trayectoria en Canning, ha sorteado todas las crisis de los últimos años. 

 

“Desde el 2001 en adelante, las pasamos todas. Pero nunca bajó el valor de construcción a los niveles de hoy” continúa “Si bien hay productos importados, la mayoría de los costos de materiales, equipamiento y mano de obra siguen manteniendo (en pesos) los niveles que tenían en la temporada pasada. O sea que, si llevamos esos valores al dólar de hoy, una pileta estándar puede estar entre 5 y 6 mil dólares”

 

Sumado a eso, Steven piscinas es una empresa que se ha diversificado hacia adentro: muchos de los productos e insumos que utilizan en la construcción de sus piscinas con de marca o fabricación propia. “Eso nos permite dos cosas: optimizar costos y asegurar el stock, algo que hoy es fundamental para terminar un proyecto en tiempo y forma. Porque una pileta estándar tiene que estar lista en un período de 15 a 25 días, si el clima lo permite” 




El otro fenómeno que se esta dando es que, al ser más accesibles los costos, los propietarios que antes solo querían una pileta rectangular clásica, hoy se animan a agregarle algún accesorio, mayor espacio de solado e incluso climatización.  Pero aún sin eso, una piscina Steven estándar, está construida con los mismos materiales y calidad que una pileta de la línea premium. 


“Incuso nuestras piletas clásicas, siempre tienen algún detalle de diseño. El buen diseño no encarece la construcción, y mejora sustancialmente el resultado final de cualquier proyecto. Hay piletas muy chicas, construídas en pequeños jardines urbanos, entre medianeras, que son hermosas y cambiaron radicalmente la forma de disfrutar del parque se sus propietarios. Una piscina Steven es como tener vacaciones todos los días”. 


Comunícate con Steven Piscinas haciendo click acá




¡Comparte la noticia con tus amigos!



Comunicate con nosotros